Papeles Sueltos

LUIZ RUFFATO | DE MI YA NO SE ACUERDA

[fragmento]

.Diadema, 10 de marzo de 1974

Mamá,

Me puso muy feliz que usted se haya acordado de mi cumpleaños. No hicimos fiesta, solamente salimos ayer la Nena, don Válter, doña Germana, Eliane y yo, para comer una pizza. La Nena me regaló una billetera de cuero, muy bonita, con muchísimas divisiones.  Ahora necesito un retrato suyo con papá y lo guardo ahí.

Mamá, todo anda normal por aquí. La Nena está dando clases en una escuela particular en São Bernardo, porque ellos pagan más y nosotros queremos ver si este año compramos el lote que le comenté. Incluso, vendí mis vacaciones con esa intención. Pero le confieso que no estoy muy contento, porque tengo miedo de que en poco tiempo la Nena conozca a alguien mejor parado en la vida, que no sea un peón como yo, y que me largue. Pero tampoco puedo retenerla. Doña Germana dice que el mundo está cambiando y que la mujer no puede más quedarse enclaustrada dentro de casa, esperando que el marido llegue del trabajo. Que si ella pudiera, si tuviera estudios, ella también trabajaría afuera.  Yo ni discuto más, además de que las cearenses son bravas, pero en el fondo tengo miedo del futuro.

Lúcia está de novia en serio otra vez, ¿no? Eso pagaría por verlo. Lo que ella tiene que hacer es sentar cabeza y ayudar más en casa, eso sí. Y Luizinho, ¿sigue andando detrás de papá en la iglesia evangelista? ¿Será posible que no le dé vergüenza exponer a nuestra familia a esa humillación? Yo no entiendo, sinceramente.

La semana que viene arreglé para encontrarme con Nilson. Quedamos en ver una película con Giuliano Gemma. ¿Usted se acuerda de cómo me gustaba el cine? Vivía metido dentro del cine Edgard. Me encantaba leer unas revistas para cambiar en la puerta y después enganchar una matiné. Tengo nostalgia, mamá, mucha nostalgia de aquel tiempo que, como dice la canción, yo era feliz y no sabía.

Este año hay mundial. Aquí todos ya están ansiosos. Ellos creen que no ganamos este año… vamos a ver…

                                                                                                                                                    Célio……………………………………….

.

 .

 .

 .

 .

Diadema, 12 de enero de 1975

Mamá,

Llegué bien. El viaje de vuelta siempre es malo porque los años pasan y veo que cada vez es más difícil pensar en volver a vivir ahí en Cataguases. Esta vez anduve más por la ciudad, vi a algunos amigos, me encontré con otros que también están viviendo aquí en São Paulo y la sensación que tengo es de que nunca más voy a volver. Eso es muy triste, porque éste no es mi lugar. Pero también siento que allá no es más mi lugar tampoco. O sea, no soy de ningún lado. Y eso a uno le duele dentro. Yo venía en el bus, la noche con estrella por todas partes, y no podía ni dormir. Pasan tantas cosas por la cabeza de uno. Don Volfe, que ahora es el director de la empresa, pero sigue siendo bueno como siempre, me vio con la cabeza baja y vino a hablarme y me dio unos consejos, dijo que él también siente eso, de estar en un lugar distante de donde nació, que ni habla la misma lengua, él habla rarísimo, pero ahora ya me acostumbré, al principio no entendía casi nada. Fue bueno conversar con él, pero después de que terminé con la Nena me quedé más solo todavía. Porque en la época en que éramos novios me aparté del grupito de la pensión y también del de la empresa, y dejé de jugar a la pelota con ellos y de ir a los lugares que van, y entonces las cosas están en este estado.

Para carnaval ellos van a un lugar por aquí cerca, Praia Grande, y me invitaron, en una de esas voy con ellos, a pesar de que no me gusta el barullo del carnaval, pero me dijeron que van para descansar, entonces me parece que voy con ellos. Pero no se preocupe, sé cuidarme bien.

                                Célio…………………………………..

.

Mamá, estoy pensando en pasar el feriado de Semana Santa en el campo de Rodeiro, ¿qué le parece? ¿Usted podría venir?

.

(Me gustó mucho Paulinho. Creo que Lúcia está en buenas manos. Nos acordamos de que jugamos muchas picadas juntos en la época en que vivíamos en Vila Teresa. Espero que Lúcia se lleve bien con él y que sigan juntos.)

.

_______________________________________________________

Traducción: Julia Tomasini

De mim já nem se lembra ©Luiz Ruffato. Por acuerdo con el autor. Traducción © 2012 por J. Tomasini. Derechos reservados.

_______________________________________________________

Anuncios